Ryanair y la estrategia de liderazgo en costes

ryanair-aircraft-(2)

Ryanair desarrolla un amplio conjunto de actividades, de distinto valor, hasta vender sus servicios de la manera en que desea. La cadena de valor de Ryanair, en sintonía con la del resto de aerolíneas del segmento low cost, la componen las actividades que se detallan a continuación. En ellas se especifican diversas particularidades de Ryanair.

A nivel auxiliar, Ryanair basa su crecimiento histórico como empresa en la organización y gestión de su infraestructura. Así, desde sus comienzos Ryanair ha tenido escalabilidad y capacidad suficiente para saber expandirse geográficamente en el momento preciso, y así aprovechar la potencial demanda de vuelos low cost en dichos territorios.

Dentro de su infraestructura, Ryanair cuenta con una extensa flota de aviones B737, lograda con el paso del tiempo a medida que se desarrollaba empresarialmente. Por tanto, la actividad de adquisición de aviones y consumibles (queroseno, productos y servicios de mantenimiento, etc.) genera un valor esencial en la oferta de sus servicios. Al comprar en grandes cantidades, un mismo producto y a un mismo proveedor, la compañía ha conseguido reducir costes.

Por lo que respecta a los recursos humanos, Ryanair contrata a trabajadores con perfil comercial y relativamente joven, además del imprescindible personal técnico (pilotos, técnicos de vuelo). Forma a sus propios empleados de manera homogénea, ahorrando también costes en este punto, y consiguiendo un correcto desempeño de los procesos por parte de su personal. Al igual que el resto de las compañías low cost, Ryanair se nutre de la tecnología básica del sector, si bien cuenta con una plataforma de comercio electrónico especialmente destacada.

En materia de procesos y actividades primarias, Ryanair aprovecha sus numerosas bases, fruto de su progresiva expansión en aeropuertos secundarios, para realizar el movimiento de sus aviones y reducir los tiempos muertos de su flota. De esta manera, se trata de mantener los aviones en el aire el máximo tiempo legalmente posible. En definitiva, Ryanair busca optimizar al máximo sus operaciones y recursos, orientándose a un claro liderazgo en costes en el sector. Esto se observa, de manera adicional a lo ya señalado, en la disminución de los tiempos de carga y descarga de equipajes, en el ahorro en personal de venta y check-in, en las altas tasas de ocupación de sus aviones con su política de precios bajos, y en la simplificación de todo el resto de procesos anexos al servicio.

A nivel de Marketing, Ryanair ha centrado su estrategia en posicionarse como aerolínea de referencia en unos segmentos de mercados específicosy muy rentables (edad media-baja que no quiere gastar mucho dinero en un vuelo), democratizando el producto dado su bajo precio. La decoración de sus aviones es homogénea y sencilla, y sus campañas de imagen no son demasiado abundantes, ya que son conocidos por ser una aerolínea simple y barata. Eso sí, está presente en todas las webs de comparación de vuelos. Ryanair destaca también por permitir la customización del producto, en el sentido de añadir algún extra premium (embarque prioritario) y separar del vuelo todos los aspectos residuales (equipaje, comidas, etc.), cobrando una cantidad adicional por ellos.

En materia de ventas, destaca el canal empleado por Ryanair, su potente plataforma de comercio electrónico, evitando personal en facturación y ahorrando costes de intermediación. De manera complementaria, es posible contratar los servicios telefónicamente.
A nivel post-venta, Ryanair cuenta con un servicio básico de atención al cliente y posee convenios con distintas compañías de productos complementarios en el lugar de destino (hoteles y alquiler de coches), además de autobuses propios que transportan al cliente del aeropuerto a la ciudad principal.

Ventajas competitivas de Ryanair frente a otras compañías aéreas.

En relación a las ventajas competitivas genéricas, Ryanair es un evidente ejemplo de liderazgo en costes, ya que es capaz de reducir sus costes al máximo para ejecutar sus servicios de traslado de pasajeros vía aérea. La reducción de costes parte de la optimización en recursos y procesos. Para ello, renuncia a comodidad y servicios extra (como clase Business), pero cumple con el objetivo esencial de servicio de cualquier aerolínea. Este liderazgo en costes ha calado en la sociedad gracias al marketing dirigido a posicionar la compañía como empresa sencilla y de precio reducido.

En este sentido, Ryanair cuenta con recursos que simplifican el proceso de compra y el acceso al servicio (plataforma de comercio electrónico, instrucciones intuitivas al pasajero, etc.). A la hora de realizar el servicio, Ryanair, sin las comodidades de otras compañías, cumple a la perfección el cometido básico de llevar a personas de un punto geográfico a otro y de manera puntual.

Modelo de las 5 fuerzas de Porter para el segmento de las compañías aéreas low cost.

porter ryanair

DAFO de Ryanair y el sector en el que opera

sdasd

 

ar

 

¿Cuáles son los factores críticos de éxito de Ryanair?

  • Reducción de costes en todas las fases de las operaciones y optimización de los recursos disponibles. Han sido pioneros en el mercado de los vuelos de bajo coste.
  • Simplicidad en todos los procesos internos y en el sistema de venta a usuarios. Rápida y sencilla accesibilidad al vuelo en el aeropuerto por parte del cliente.
  • Customización del billete, con un precio reducido para el servicio base que constituye el propio vuelo. El resto de factores accesorios se desgajan del precio inicial del billete.
  • Posicionamiento actual en el mercado de usuario de aerolíneas low cost.
  • Logística interna y estrategia de expansión instalándose en aeropuertos de ciudades secundarias con tasas más bajas.

Recomendaciones estratégicas para el futuro de Ryanair.

En el presente epígrafe, vamos a enunciar una serie de aspectos que podrían mejorar la rentabilidad y volumen de negocio de Ryanair de manera sostenible en el tiempo. Por tanto, nos referimos a medidas que conllevan un coste inferior a la rentabilidad esperada de su implementación.

  • Campaña de comunicación y publicidad orientada a generar una mayor percepción de seguridad en la clientela actual y potencial, lo cual atraería a nuevos segmentos poblacionales.
  • Inversiones en marketing e imagen de marca en el lugar de desarrollo del servicio (aviones y puertas de embarque). Merchandising, aumento y homogeneización de los elementos distintivos de imagen a bordo.
  • Campañas de fidelización de clientes muy habituales. De esta manera, se potenciaría la compra habitual del segmento de viajes de negocios. Puede consistir, más que en descuentos, en obsequios puntuales a este grupo de consumidores.
  • Correcto desarrollo y cumplimiento del plan de Responsabilidad Social Corporativa, que proyecten una imagen de sensibilidad en el mercado potencial.
  • Expansión a otros continentes (Latinoamérica fundamentalmente) y otras áreas de Europa: Rusia, Chipre e Israel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *